Analítica web: qué es y para qué se utiliza

analítica webLa analítica web es uno de los elementos que más ha influido en la transformación digital de los negocios, al menos si se entiende tal y como la define Avinash Kaushik cuando afirma que “no hay analítica sin optimización”.

La analítica web, como su propio nombre indica, implica análisis, pero no termina en él. Según la Asociación Española de Analítica Web, por tal se entiende la “recopilación, medición, evaluación y explicación racional de los datos obtenidos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso de la página web de la organización”. Y aunque la definición incluye conceptos como “entender” u “optimizar”, la importancia que le atribuye queda muy lejos de la que en realidad tiene.

Al afirmar que “no hay analítica sin optimización”, Kaushik (considerado uno de los mayores expertos del mundo en la materia) no sólo da a la toma de decisiones tanta o más importancia como a la propia recopilación y análisis de los datos, sino que la sitúa como elemento diferenciador de lo que es y no es analítica web. Si el análisis no deriva en decisiones concretas, el proceso no puede considerarse terminado. Y si de él no cabe extraer conocimiento para llevar a cabo algún tipo de optimización, es que no se ha realizado bien.

Porque la idea una empresa, por madura que sea, que no pueda (y deba) mejorar es rotundamente falsa. Como dijo el piloto

Si todo está bajo control es que no se va lo suficientemente rápido”.

Gestión de datos: la clave de la analítica web

Es precisamente el enorme volumen de datos generado lo que a menudo más complica su gestión y su transformación en información útil. A día de hoy cualquier web es capaz de producir más datos de los que resulta posible analizar. Tener el control de la información que se genera, y no la capacidad de generar más y más datos sin información, constituye, por tanto, la clave del éxito.

Por este motivo, la analítica web, como muchas otras acciones y actividades, debe enmarcarse dentro de una estrategia digital realista y concreta. A ella debe dedicarse un esfuerzo, si no económico sí en términos de tiempo, y resultar en una serie de resultados que lo justifiquen plenamente.

A día de hoy, la herramienta de Google. Google Analytics, sigue siendo la más solvente del mercado, además de ser relativamente gratuita (no se paga con dinero, aunque sí con todos los datos de la organización. Esta herramienta, como muchas otras, no sólo permite saber el número de usuarios que visitan nuestra web, el tiempo que pasan en ella o el número de páginas que ven, sino que nos ayuda a analizar tendencias, detectar puertas de entrada y salida, flujos de navegación, patrones de comportamiento, etc.

En este sentido, nos permitirá implementar medidas encaminadas a mejorar el rendimiento, no sólo de nuestra web, sino del propio negocio, realizar experimentos y, poco a poco, mejorar las ratios que determinan la diferencia entre lo que es rentable y lo que no.