Desmontando el Digital Business

El negocio digital o digital business está en boga y, como sucede con la transformación digital, muchos lo mencionan pero no tantos tienen claro exactamente qué es o de qué se trata. Veamos qué es y, si quieres formarte, algunas de las opciones que tienes.

Persiguiendo el digital business

Una señal clara de que es un término relativamente reciente y quizá demasiado marketiniano es que una búsqueda rápida no ofrece mucha información útil, pero sí gran cantidad de escuelas de negocio y academias que buscan clientes. Grados, postgrados, masters y programas superiores los que quieras, aunque el visitante no tenga muy claro sobre qué versan.

Y ojo que no es un juicio de valor negativo, yo hice un master en digital business en una de esas prestigiosas escuelas de negocio que tanto apuestan por posicionarse en buscadores.

Entonces, ¿qué es el digital business?

Para no enrollarme más, quizá sea bueno ir al meollo del asunto: digital business es business. Hale, me cubrí de gloria, ya puedo irme a dormir.

Lo que quiero decir es que, de la misma forma que las personas con buen criterio nos dicen “no existe el marketing digital, existe el marketing, y este evoluciona con el tiempo y nosotros debemos evolucionar con él“, el digital business no es otra cosa que seguir hablando de negocio, como siempre, pero sin dejarnos atrás ese “detallito vital” que suponen las tecnologías digitales.

“Digital business” es una forma educada de referirse a la gestión del cambio aplicada al management. Y, siendo menos políticamente correcto, habla de meter en vereda a esa mayoría de propietarios, socios, gerentes, consejeros delegados y demás personas con responsabilidad en las empresas que llevan demasiados años mirando hacia otro lado como si lo de Internet y los ordenadores no fuesen con ellos.

Porque va con ellos. Salvo que solo estén mirando al resultado del trimestre e ignorando a propósito la continuidad de su empresa y sus empleados a medio plazo, claro.

Formación en digital business

Viendo el panorama empresarial nacional, tan analógico, uno entiende mejor que exista tanta oferta formativa, especialmente en escuelas de negocio. Sencillamente hace falta en un país plagado de micropymes y empresas pequeñas en las que la gestión está poco profesionalizada.

Centrándome en los denominados master en digital business o MDB vemos una oferta que está sujeta a una tensión difícil de resolver entre fuerzas divergentes:

  • En primer lugar, cubrir las bases: un profesional del digital business debe saber de gestión y conocer los básicos de management (de ahí que los MDB muchas veces se parezcan a los MBA)
  • Además, ofrecer un “reciclaje digital para adultos” (entre usted con la venda en los ojos de la gestión tradicional, salga con unas gafas de realidad virtual que le permitan ver el futuro)
  • Todo ello sin dejar de lado a los emprendedores, esa burbuja de los que tratan de crear algo radicalmente nuevo (venga, le daremos las claves y las herramientas para ser otro aspirante a multimillonario)
  • Y, finalmente, ofrecer algo interesante a los más jóvenes (¿ir al mercado laboral sin un master? ¡Error! Chaval, el MDB es el futuro, pasa por caja)

Cuando juntamos esos cuatro factores en una coctelera surge un MDB. Y como es de esperar todos son parecidos, pero diferentes, porque cada escuela de negocio introduce en la mezcla sus fortalezas y debilidades.

Y, llegados a este punto, suponiendo que quizá lees esto por un interés real en cursar un MDB, comparto mi experiencia de las sesiones de presentación y procesos selectivos a los que asistí en 2013 cuando buscaba un postgrado en esto del digital business.

  • ESIC Digital Business

  • El MDB de ESIC fue mi elección particular, me pareció el más adecuado para esta aventura que es Alkeno. Ofrece un profesorado profesional, de personas que se ganan la vida en esto, con un enfoque que me permitiría llevar los conocimientos a la consultoría. Por último, está avalado por ESIC, una escuela de negocios referente nacional en marketing.

    Aquí os dejo el vídeo que me grabaron, en el que comento estos y otros motivos para decantarme por este programa.

  • ESADE Digital Business

  • El MDB de ESADE tiene otra naturaleza, más académica por su profesorado, más cercana a un MBA tradicional por su temario. Me transmitió la sensación de estar dirigido a altos cargos de grandes empresas que quieran modernizarse y a emprendedores que necesiten lanzarse al networking de alto copete (el programa incluye una visita a Silicon Valley). En otras palabras, un perfil muy concreto, muy de ESADE.

  • U-Tad Digital Business

  • Por aquel entonces U-tad ofrecía un MDB, aunque ya no es el caso. Tenía buena pinta, del estilo al de ESIC, pero se trataba de una institución nueva, que había llegado con energía y con padrinos, pero que seguía en pleno proceso de definición. Actualmente U-tad ha seguido especializándose en la creación de contenidos y en programas más técnicos, alejándose de la gestión y, por tanto, de programas como el MDB.

Concluyendo

Aunque se trate de un neologismo un tanto manoseado, tras el digital business se esconde una realidad: el mundo actual es digital, y los negocios han de estar y sacar provecho del mundo digital (o extinguirse). También se esconde una necesidad real de abordar la gestión del cambio en las empresas, a todos los niveles pero especialmente en la capa de gestión que es donde se toman las decisiones que afectarán al futuro de la empresa.

Salvo que seas un nativo digital o un millenial lo más probable es que en tu cabeza haya barreras tremendas que impidan a tu empresa digitalizarse. Es la hora de derribarlas.

About the Author

Fernando Manero

Consultor freelance especializado en estrategia y tecnología.